Reseña | Fruits Basket Final – Capítulo 1

¡Advertencia! Esta reseña sobre Fruits Basket Final capítulo uno contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

Fruits Basket Final capítulo uno
©高屋奈月・白泉社/フルーツバスケット製作委員会

“Daré otro banquete”

Fruits Basket Final capítulo uno da inicio justo donde concluyo la temporada anterior. Kureno finalmente termina de revelar el mayor secreto de la familia Souma: Akito es una mujer. Mientras esto ocurre, Akito tiene un enfrentamiento con su madre, Souma Ren, la causante de sus muchos conflictos internos. Kureno termina su plática con Tohru y vuelve al lado de Akito. Tohru se siente sobrepasada por todo lo que descubrió, pero Hanajima llega para ayudarle. Arisa, después de escuchar lo que ocurrió con su amiga, la consuela y le pide que ya no se preocupe pues ella estará bien. Con una energía renovada Tohru regresa a casa de los Souma lista para enfrentar lo que venga en el futuro.

El regreso y el futuro por venir

Una vez más estamos de regreso con esta entrañable historia, pero ahora si llegaremos hasta el final. No hay mucha presentación que hacer, llevamos 50 episodios que hablan por sí mismos. En este punto solo tenemos el hype por llegar al verdadero clímax de esta historia. Si bien la primera temporada fue una presentación muy bien lograda de los conflictos y sus personajes, la segunda se llevó los elogios pues consiguió profundizar en la historia y llevarnos a los principales puntos de inflexión. Lo que podemos esperar de esta tercera entrega es el máximo clímax de la historia. Ahora que el conflicto ha alcanzado su máximo es tiempo de atar cabos.

Si han leído mis reseñas de las temporadas pasadas sabrán que soy una fan acérrima de esta historia, pero debo ser justa con quienes llegan por primera vez y no comparare el anime con el manga. Si en algún momento se siente necesario, quizás hare algunas referencias pero tratare de evitarlo en lo mayor posible. Siento que a pesar de conocer esta historia, ya que es la primera vez que se anima por completo, para todos debe ser una experiencia nueva. Los acontecimientos que veremos a partir de ahora son todo lo que marcara el final de esta increíble historia.

Hasta el momento no contamos con una confirmación oficial sobre cuantos episodios tendrá esta temporada pero el número de Blurays nos hace suponer que no serán más de 13. Si ese llega a ser el caso, creo que es un buen número para adaptar todo lo que nos falta, claro que si fueran más tampoco me quejaría.

El secreto de Akito

Entremos de lleno a lo que vimos en este episodio. Esta temporada inicia tras el final de la anterior, la cual nos dejó con un enorme cliffhanger. Kureno retoma su charla pero más que explicarnos más sobre su maldición rota, decide explicar la situación de Akito. A más de uno le impacto la revelación del verdadero género de Akito, pues aunque había ciertas pistas en realidad no había nada conclusivo que nos hiciera pensar en Akito como una chica. El impacto de Tohru es tan natural, la revelación fue muy grave. Al compartir este secreto con Tohru, Kureno termina por revelar el segundo mayor secreto de los Souma, después de la maldición del zodiaco.  Todo esto no es resultado de una extraña tradición del clan, no es que Akito no pueda ser la cabeza de la familia solo por ser mujer, la razón de esa situación es un deseo retorcido.

Las pasadas temporadas vimos las cicatrices emocionales que Akito es capaz de infringir en los zodiacos, las físicas también. Y seria extremadamente sencillo tan solo decir que Akito está loca y por eso se comporta así, sin embargo hay una razón detrás de esa locura. Así como Akito es la causa de mucho dolor en los demás, ella también tiene su propia fuente de dolor, su madre, Souma Ren. Ella es la causante de que Akito deba vivir una vida que no debía ser así. Además es quien constantemente le echa en cara su torcida relación con los zodiacos, algo que Akito no puede tolerar. Ren es una mujer torcida que no siente amor o afecto por su única hija, algo que ha llegado a herir profundamente a Akito. Entre las dos se ha desarrollado una relación torcida y enfermiza, en la cual cada una quiere probar su propia verdad.

Existe otra cosa que ha tensionado la relación de madre e hija entre Akito y Ren, el amor de Akira. Pero esto es algo que veremos más adelante pero al menos ahora hemos podido ver que Akira fue un buen padre para Akito y fue él quien le explico su rol como “Dios”. Por su parte, Ren nos demostró que tiene una profunda obsesión con él y que jamás quiso compartir su amor con nadie. La temprana perdida de Akira es otra cicatriz para Akito, pues se volvió muy vulnerable y constantemente busca afecto es aquellos que no pueden negárselo, los zodiacos. Esa vulnerabilidad es uno de los grandes motivos por los cuales Akito no tolera que sus vínculos sean cuestionados, sin importar lo inhumanos que estos sean.

Hace falta más desarrollo, pero llegara el punto en que Akito pueda reconocer las palabras de Kureno. Pues dentro del zodiaco hay por lo menos tres personas que están con ellas por verdadero afecto y simpatía, y no a causa de sus vínculos malditos.

Impotencia y consuelo

Ahora bien, pasemos al lado opuesto, la reacción de Tohru después de tan grandes revelaciones. Como era de esperarse, nuestra querida protagonista se derrumbó ante la impotencia frente a esa situación. Su misión de acercarse a Kureno siempre fue para traer felicidad a su querida amiga, sin embargo acabo descubriendo más de lo que podía procesar. Tras escuchar a Kureno, no había nada que ella pudiera decir para cambiar las cosas, realmente no había nada. Ella comprendió perfectamente la bondad de aquel hombre y el dolor que decidió soportar por el bien de alguien más. Lo más trágico es que no se podía culpar a nadie, pues la situación sobrepasa esas cosas. Esta es la primera vez que vemos que Tohru se queda sin palabras y se deja caer ante la impotencia.

Es desgarrador ver lo duro que resulta todo esto para Tohru, ella que es un sol y se preocupa infinitamente por sus seres queridos, en ese momento se sintió inútil. Descubrir que no hay nada que puedas hacer para ayudar a quienes amas o a quien sabes está sufriendo, es duro y lo es más para ella que es tan profundamente empática. Por fortuna no está sola y tanto Saki como Arisa logran sacarla de aquella pena que se estaba formando dentro de ella. Con palabras dulces Saki le hace ver que la preocupación por otros es humana y  en ella es natural, pero así como ella se preocupa por los demás, ellos también se preocupan por ella. Arisa reafirma esto al hacerle ver que su deseo jamás fue verla sufrir por su situación, que aunque es triste no es el fin del mundo.

Esta muestra de amistad y calidez es lo que Tohru necesitaba para recuperar sus ánimos. Pues aunque es cierto que la situación es lamentable y parece que no hay nada por hacer, eso no significa que es el final. Aún hay cosas que se deben arreglar y situaciones que deben enfrentar. Tohru ya se metió de lleno a la idea de ayudar a los Souma y en el camino hay un deseo más profundo que le da impulso. Puede que por ahora no haya una respuesta pero llegará el momento en que la habrá, no hay noches eternas.

Comentario final

Fruits Basket Final capítulo uno es un gran inicio para esta temporada final, retoma prolijamente el hilo argumental de la temporada anterior y nos deja experimentar el crecimiento emocional de nuestros personajes. Se torna tan seria la trama que nos hace sentir que verdaderamente estamos ante el verdadero final de esta historia. No hay mucho más que agregar, ha sido un inicio impactante, hubo momentos de tensión, emotivos, de calidez e incluso pudimos ver al hermoso Kyo siendo él mismo con Tohru. La animación ha sido bellísima, hubo muchos colores obscuros lo que jugo muy bien para la tensión presentada en el capítulo. Los tonos pastel empleados al momento de los recuerdos también fueron realmente especiales.

Ahora sí, para cerrar con esta reseña les expresare mis impresiones del opening y el ending que engalanaran esta temporada. Iniciando por el intro, “Pleasure” interpretado por WARPs UP, la canción es rítmica a la vez que es suave. Se acompaña de un visual que nos deja ver a los principales protagonistas de este final. Ciertamente es visualmente muy bonito y la combinación de técnicas de animación le da un toque muy especial. En cuanto al outro, “Haru Urara” de GENIC, es una música mucho más alegre y placentera. Visualmente es sencillo pero muy significativo, en parte porque es arte original de Natsuki Takaya, la autora de Fruits Basket, y la otra parte es que es el epitome de los spoilers. Personalmente me encanto.

En fin, estas han sido mis primeras impresiones de este capítulo, díganme: ¿Qué les ha parecido este episodio y este inicio? Después de escuchar la explicación de Kureno ¿Cuál es su opinión de su situación? ¿Por qué creen que Ren sea tan mala madre? ¿Cuál se imagina que es la apuesta que hicieron Ren y Akito?  

La entrada Reseña | Fruits Basket Final – Capítulo 1 se publicó primero en Kudasai.

via Kudasai https://ift.tt/3d1xkUg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.